Inicio Reportajes ¿Qué sabes acerca de distintos tipos de agua , filtros y ...

¿Qué sabes acerca de distintos tipos de agua , filtros y sistemas de ómosis inversa?

29
0
Compartir
Osmosis y más

El tema del agua nos afecta a todos por igual, ya que el agua es un elemento vital. Sin ella, nuestra especie desaparecería, y sin bien es cierto que el planeta está formado en su mayoría por agua, también lo es el hecho de que disponemos de muy poca para nuestro consumo. ¿Sabías que alrededor del 97% del agua del planeta está en los océanos y por lo tanto, es agua salada? ¿Y que del 3% restante, un 80% es agua dulce congelada en los polos? La realidad es que tan sólo un 1% del agua dulce del planeta es agua dulce de superficie, y de esta agua dulce, un 38% se encuentra como humedad en el suelo y un 8% como vapor de agua atmosférico.

Si pensamos que además de su escasez, los seres humanos contribuimos a su contaminación, comprenderemos inmediatamente la importancia de contar con sistemas que nos permitan garantizar el estado de la potabilidad del agua que utilizamos para consumo. El agua debe estar libre de microorganismos y deshechos químicos que pueden afectar nuestra salud. La gran cantidad de desperdicios arrojados contribuyen a la contaminación por microbios, bacterias, virus. También existe la contaminación química, siendo la contaminación por nitratos de  fertilizantes una de las más peligrosas ya que puede puede dañar el mecanismo de transporte del oxígeno en nuestro organismo. Y no olvidemos la contaminación por plomo, gravísima en cuanto a su impacto directo en riñones y presión arterial, sin contar que puede ocasionar retrasos del desarrollo.

En la página de aguayvida.com encontramos mucha información con respecto a la importancia de la potabilidad de agua. Leemos en esta página que nuestro país posee en su gran mayoría lo que se denominan “aguas duras”, que hace referencia a la cantidad de minerales como el calcio y las sales de magnesio presentes. Estas cantidades dependen directamente de la composición de los suelos. El CEDEX, Centro de Estudios Hidrográficos, clasifica la dureza de las aguas medidas en miligramos por litro (mg / l) de carbonato de calcio. La clasificación es la siguiente: el agua blanda es aquella que presenta una concentración de menos de 50 mg / l de carbonato de calcio; el agua ligeramente dura, entre 50 y 100 mg; el agua moderadamente dura, entre 100 y 200 mg  y el agua dura, más de 200 mg / l de carbonato de calcio, que es lo que más tenemos en España.

Resulta en consecuencia esencial contar con sistemas de filtrado que permitan que a nuestros hogares llegue el agua potable, en condiciones de ser utilizada e ingerida sin riesgos. Aquayvida habla de dos tipos de sistemas en relación al uso: uno refiere al agua de uso doméstico, esa que usamos para bañarnos, lavar los platos o la ropa. El filtrado permite descalcificar esta agua apenas ingresa al hogar, transformándola en “blanda” y protegiendo todos nuestros electrodomésticos, ahorrando energía y protegiendo nuestra piel.  

El segundo sistema está en relación al agua que bebemos o que usamos para cocinar, el agua que ingerimos debe estar totalmente purificada. Aquí entran en juego la ósmosis inversa y los filtros osmosis inversa domestica que garantizarán un filtrado con excelentes resultados. Este sistema que se instala por lo general debajo del fregadero, consiste en una membrana semipermeable que es capaz de filtrar aquellos elementos indeseados por medio de la diferencia de presión osmótica a ambos lados de la membrana, impidiendo pasar a las sales, cloro, nitratos, pesticidas, etc.

En una tienda online encontraremos numerosos equipos de ósmosis inversa y también de filtros, pero para poder elegir el mejor de ellos, debemos tener en cuenta el mantenimiento, requisito fundamental para obtener un agua de calidad y en consecuencia, que nuestro aparato dure  mucho más tiempo. Los filtros suelen comercializarse en kits, tanto para uso hogareño como para uso industrial.

Por ejemplo, los kits de filtros de ósmosis inversa en 5 etapas, con filtros para sedimentos y de carbón activo. Estos filtros pueden incluir o no la membrana de ósmosis inversa.
También están los filtros para sistemas de ósmosis inversa por flujo directo, que son los que no necesitan de depósito, como por ejemplo el KIT de filtros para el sistema MYRO 7 de flujo directo de la casa COWAY y que consta de prefiltro y postfiltro.

Otro tipo de kit es el de filtros para fuentes refrigeradas, ideal para uso en oficinas o en colegios, como el METRO L, que consta de 3 filtros tanto para sedimentos como el carbón activo.

Si bien existen otros tipos de sistema de filtrado, es importante dejarse asesorar por especialistas, más cuando se trata de un tema tan importante. El agua es fuente de vida, y los filtros adecuados juegan un papel clave en nuestra salud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here