Inicio Economía ¿Necesitas dinero? Te ayudamos a elegir el mejor préstamo personal online

¿Necesitas dinero? Te ayudamos a elegir el mejor préstamo personal online

84
0
Compartir

 Baby Driver film trailer

Si estás buscando una forma cómoda y segura de conseguir un préstamo, es el momento de considerar un préstamo personal online. Actualmente hay una interesante oferta de muchas entidades que permiten conseguir en tiempos muy breves (a veces sólo en minutos) el dinero que estamos necesitando, y sin necesidad de pagar intereses o gastos de gestión desorbitantes.

Los préstamos personales online son muchos y se puede elegir cuál es el que mejor se adapte a las circunstancias personales. Habiendo tantos tipos diferentes en el mercado, hay que tener en cuenta algunas consideraciones. A continuación te damos algunas pautas clave.

Si necesitas poco dinero, apúntate a un microcréditos. Este tipo de minipréstamos urgentes están especialmente diseñados para solucionar pequeños imprevistos, como un desperfecto en el coche, un extra en el dentista, unas vacaciones o un regalo de casamiento, por ejemplo. Son préstamos que otorgan hasta 1000 euros. La contra que tienen es que por lo general presentan intereses elevados, usualmente del 1% diario. La ventaja por su plado es que el plazo de devolución suele ser de máximo 30 días. Son préstamos veloces, casi sin requisitos, una respuesta inmediata.

Si necesitas más de 1000€, la opción que te interesa es la de los créditos rápidos, que operan casi igual que los microcréditos. Son ideales para pagar un curso o un estudio como un máster, saldar deudas o financiar una boda. Su gestión también es veloz, claro que no tanto como la de los microcréditos, pero suelen resolverse en menos de 24 horas.

Claro que lo ideal serían un crédito sin intereses. Te preguntarás, ¿pero esto existe? La respuesta es sí, y son un tipo de préstamo ideal para aquellos casos en que tenemos un pequeño problema a resolver, y en vez de molestar a familiares o amigos, contamos con dinero fácil y rápido sin tener que pagar intereses, o gastos, es decir, sólo hay que devolver un importe equivalente al solicitado. Es claro que hablamos de préstamos de poco dinero, no suelen pasar de 100 o 200 euros, y son lo que muchas entidades financieras ofrecen en el momento de su lanzamiento para captar clientes y de fidelizar. Son una oportunidad a aprovechar.

Lo más revolucionario de todos estos métodos es que poco a poco están reemplazando los tradicionales en donde la burocracia entorpece las operaciones, demorando los tiempos y complicando la situación en vez de resolverla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here